Jimmy Butler mantiene su pulso con los Wolves

Jimmy Butler sigue estirando la cuerda para intentar conseguir de una vez por todas al traspaso que dé por finalizada su etapa como jugador de los Minnesota Timberwolves. El escolta volvió a quedarse fuera de la rotación del equipo en su visita a la cancha de los Portland Trail Blazers y eso se tradujo en una paliza del cuadro de Oregon por 111-81.

Después de que saliera a la luz una información que apuntaba hacia que Butler no volvería a jugar con los Wolves presionando aún más a la franquicia a traspasarlo, ahora el jugador explicó su situación anunciando que será él quien tome la decisión de jugar los partidos: “Se lo he comunicado. Ellos no saben cómo está mi cuerpo. Veremos cómo va la cosa. Obviamente tengo que recibir tratamiento como otros jugadores”, manifestó un Butler que curiosamente no aparece en la lista de lesionados de los Timberwolves.

La intención del jugador es la de evitar una lesión a toda costa que complicase su salida de Minnesota: “No voy a exponerme”, declaró. De hecho, contra los Warriors ya se le vio a medio gas y celebrando junto a la afición de los californianos.

Por su parte, Tom Thibodeau, entrenador y presidente de operaciones de los Wolves, simplemente indicó que había que ser “inteligentes” con la situación de Butler ya que tienen tres partidos en cuatro días mientras que el propietario, Glen Taylor, ya parece resignado a una salida del jugador “en algún momento”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*